Cómo hacer seitán casero

Hoy te queremos traer una receta que llevamos tiempo queriendo compartir contigo, cómo hacer seitán casero con ingredientes que seguro tienes en la despensa: harina y agua. Ahora que estamos más en casa, es un buen momento para hacerlo y aprender. El seitán casero puede durar unos 4 o 5 días en su propio líquido guardado en la nevera en un recipiente hermético.

Nosotros hacemos el seitán con harina, pero si tienes gluten de trigo (la base del seitán) también lo puedes usar y adaptar esta receta, en las notas te lo explicamos.

Ir a la Receta

La receta del seitán casero es una adaptación del libro «La cocina energética» de Montse Bradford. Nosotros pesamos la harina antes y el seitán para hacernos una idea de cuánto nos salía y poder calcular. Puedes encontrar muchas recetas en su web o en su app gratuita para móviles; ya te la recomendamos en nuestra entrada sobre apps para una alimentación saludable.

El seitán se considera una proteína vegetal de fácil digestión y es adecuada para todos los públicos. Es muy versátil y se puede utilizar igual que la carne. Normalmente de un paquete de seitán se usa al menos la mitad por persona. Usando 500 g de harina salen unos 500 g de seitán (o un poco más), con lo cual cunde bastante. En caso de que no vayas a consumirlo, se podría congelar aunque cambia un poco la textura; sin embargo si necesitas menos cantidad, siempre puedes reducir la cantidad de harina a la mitad.

Esta receta de seitán casero contiene gluten, con lo cual no es apto para celíacos. No obstante, hay personas cuyo sistema digestivo no procesa bien el trigo, pero sí la espelta; con lo cual se podría cambiar el tipo de harina, pero puedes usar la que tengas por casa. Eso sí, no debe tener ningún añadido ni levadura, ni bicarbonato. La harina de panadería es la mejor por su alto contenido en gluten.

Un bloque de seitán casero.

Seitán casero

Montse Bradford
Seitán casero hecho con harina, fácil y sabroso.
Tiempo de preparación 30 min
Tiempo de cocción 1 h
45 min
Tiempo total 2 h 15 min
Plato Acompañamiento
Cocina Mediterránea
Raciones 4

Ingredientes
  

  • 500 g Harina de espelta blanca
  • 1 l Agua hasta que cubra el seitán
  • 2 dientes Ajo
  • 1 hoja Laurel
  • 5 cda Salsa de soja o Tamari
  • 1 ctda Jengibre rallado
  • 250 ml Agua para mezclar con la harina, se usa sólo la necesaria

Elaboración paso a paso
 

  • Se pone la harina en un cuento y se va añadiendo poco a poco agua de los 250 ml, hasta que se pueda hacer una bola como de masa de pan. Se adapta el agua según se va necesitando, más o menos.
  • Se amasa la harina en una superficie planta, como cuando se hace pan. Hasta que la mezcla esté elástica.
  • Colocamos la bola de masa en un cuenco cubriéndola con agua para reblandecer el gluten. Dejar reposar 30 minutos.
  • Amasar un poco la masa en el cuenco con el agua y colocarla en un colador grande. Así es más fácil ir cambiando el agua. Se coloca la masa en el colador y después en un bol o cazuela grande en el fregadero y se va apretando la masa con el agua para que vaya soltando el almidón (blanco). Cambiar el agua y seguir aprentando. Alternar agua fría y caliente. Se estruja con el agua para que vaya saliendo todo el almidón y se cambia el agua y así sucesivamente, se irá viendo aparecer el gluten.
  • Cuando veamos que ya se ha ido todo el almidón, hacer una bola con el gluten de la harina. Lavar el gluten y reservar.
  • En una cazuela grande (el gluten aumentará de volumen) colocar agua, salsa de soja (o tamari), el ajo, el jengibre y el laurel. Cuando empiece a hervir añadir el gluten, removiendo poco a poco. Y hervir a fuego lento 1 hora. Añadir más agua si el seitán no está cubierto.
  • Después de cocerlo, sacar el seitán y dejar enfriar.
  • Guardar en la nevera con el líquido de cocción hasta que se use en un envase hermético.

Notas

  • Puedes usar harina integral, pero además de almidón, tendrás que dejar que el salvado también se separe de la harina, da más trabajo. Además la textura será diferente.
  • La mejor harina es la de fuerza, la especial para panadería que tiene mucho gluten. Nosotros usamos harina de espelta de Arguiñariz pero puedes usar harina de trigo. 
  • Puedes añadir al seitán las especias que quieras. Pimentón, curry, cúrcuma… O caldo de verduras. Haz el caldo como más te guste. 
  • También puedes usar gluten de trigo, pero sube algo el precio. Con el gluten de trigo, sólo tienes que añadirle agua o caldo vegetal y amasarlo hasta obtener una bola, nos saltaríamos el paso del lavado con agua. Y tras tener la bola bien hecha, podríamos ponerlo a coger en la cazuela con las especias. 
Keyword casero, económico, fácil

¿Te atreves a hacer seitán? ¿Lo has hecho alguna vez? Cuéntanos tu experiencia y opinión en los comentarios.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad